viernes, septiembre 30, 2005

............!

T odos me miran como esperando que algo suceda, no se que es. Mama solo acaricia mi frente, ya no llora, al menos no tanto como antes, quizás para no preocuparme. A veces me pongo triste, la veo débil con una mirada en sombras. Quisiera cantarle esa canción que me canto tantas veces, pero no la recuerdo bien.
Mis amiguitos lloran constantemente, sus mamas tratan de amamantarlos, pero solo logran acompañarlos en su llanto, justo como mama lo hacia con migo. Habemos tantos, tantos.
De grande quiero ser muy fuerte, y trabajar muy duro, para construirle una casa a mama, pero no una cualquiera, esta tendrá piso de madera, unas hermosas y enormes ventanas y un gran balcón, desde donde velara por mis hijos sentada en una cómoda silla hecha también por mi.
Mama me mira casi adivinando lo que planeo para ella, pero le guardare la sorpresa. Si tan solo mis piernas respondieran a mis reclamos.
Papa salio a buscar comida, hace mucho de eso, no recuerdo cuanto. Muchos hicieron lo mismo, pero igual que papa, tampoco regresaron.
Mi perrito ya no juega con migo, solo duerme, mama dice que esta cansado, creo que duerme tal como lo hacen muchos aquí, son sueños muy profundos, según he podido observar. Yo no quiero dormir, quiero correr, quiero jugar con mis amiguitos, crecer muy alto.
Hace calor, mama tiene mucho sueño, Yo también. Papa llegara pronto, trate de decirle a mama, pero el sueño no me deja, hace calor, mucho calor.

2 comentarios:

Rogério Ferreira Brant dijo...

http://oandarilhobrasileiro.blogspot.com/

corecorneaetmare dijo...

...entonces nos alcanzará la rabia de sentir, tantas veces, el amargo resabio de la imposible impresión del olvido. El planeta se alojará en cada plexo, el dolor en cada psique, la responsabilidad de la vida en cada vientre, de mujer, de hombre. De ahí en adelante nunca más triunfaremos ninguno sobre nimgún otro. Habrá llegado el alba, la quimera domada pretenderá caricias, y comenzará la sórdida carrera hacia la inmolación incolora de lo que nunca debió haber sido innecesario.