domingo, noviembre 27, 2005


Despertar

Sospecho que no sospecho,

del capricho incesante y aplastante,

del saberse vetado, al flujo maltrecho de lo normal,

lo cotidiano. Me invaden escalofríos y fatiga,

que derrotan voluntad recién rescatada.
Tengo la orbita imantada, rebotando en su afán de pertenecer,

de fusionarse, de arrimar a hoguera de regazo.
Sospecho que no sospecho, de la cobardía enaltecida,

del criterio prestado, de la humanidad dormida.
Reciclo suspiros ajenos, capturo aromas foráneos,

escucho el silencio del tiempo.
Sospecho que no sospecho, que el laberinto del sentir,

no tiene meta ni surco.

2 comentarios:

EE dijo...

Hola Lord:

He visto tus invitaciones a colaborar en dos blogs y no te había contestado por una razón muy simple: no quiero comprometerme hasta estar seguro de que tendré el tiempo para participar. No quiero que aparezca mi nombre y luego no postee nada en mucho tiempo o termine abandonando el proyecto, que te admito me gusta. Espero mantengas tu invitación abierta par desemanas más antes de tomar yo una decisión. Gracias.

Lord Picis dijo...

La invitacion siempre estara abierta para ti. Gracias por el interes.