sábado, octubre 28, 2006

Albun de recuerdos


En un rincón guarde mis recuerdos mas queridos, ahora que lo pienso mejor, no se cuales son, quizás cuando solía mojarme con mi hermano y mi papa, con la manguera, si, eso era chévere. También cuando mi hermano y yo hacíamos grabaciones tontas en un radio grabadora, jugando al locutor. ¡SI ES GOYA, ES POR QUE ESTA AFILAO!, ¡ITA MEDINA SE CAYO Y EDDY MIRO!, me acuerdo de esos.

Recuerdo cuando exploraba los ríos, quebradas y lomas con mi hermano y mis amiguitos, era genial, comíamos frutas de toda clase: poma rosa amarilla (SIP!), parchas silvestres, guayabas, fresitas de monte (¡Wao!), mango, guineos, en fin, de todo. Había un árbol de limones en un terreno algo apartado, mi hermano, mi papa y Yo íbamos mucho y traíamos sacos llenos, era como el árbol mágico de limones, enorme. Pero desistimos de volver el día que tuvimos que correr como alma que lleva el diablo, por que escuchamos unos disparos, probablemente fue el dueño de la finca.

Me rió al recordar cuando llevaba arroz y salchichas al rió con mis amiguitos y lo calentábamos con leña, no se por que siempre sabia mejor que en la casa. Un día la mama de uno de mis amigos descubrió por que se le acababa rápido la compra y obtuvimos un buen regaño. Construíamos cabañas con árboles que cortábamos y que imaginábamos que eran castillos, por supuesto que había luchas a muerte por el dominio de los mismos.

Habían unas casas abandonadas en un terreno bastante grande, hay jugábamos a la casa misteriosa, todo era como de película. Había una hamaca donde nos columpiábamos por horas y un árbol del que me caí abrazando una rama de espaldas al suelo, por payaso.

Cerca, por una de las áreas mas anchas del rió, hay una cueva, que cuentan, hay unos tallados en piedra hecho por los indios, nunca entre, por que la cueva es muy estrecha y Yo nunca fui tan atrevido. Eso me llego después de viejo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

que cosas me hiciste recordar!!!!

una casita de madera que hicimos unos vecinos y, mis hermanos y yo, era un club, estaba medio virao, pero era como un mansion.

el rio cercano a donde ibamos a 'pescar chopas' y sacabamos lombrices de la tierra para usar de carnada. cada vez que me encuento una lombriz, me acuerdo de aquellos tiempos... :P

saludos

Lord Picis dijo...

Jahhh!!! no me hables de chopas, que bastante que comi en los rios de mi pueblo. Un abrazo Goddess!

Goddess dijo...

oyeeeeeeeee por que este comentario salio anonimo? no recuerdo haberlo puesto anonimo, anyway sabes que era yo jejeje

menos mal que no te dije na' malo jajajaja cuidate

Lord Picis dijo...

ME di cuenta de eso, creo que por qua cambie al blogger-beta. Saludos!!!

La voz del mar dijo...

Cuánto disfruto los escritos que provienen de las experiencias previas. Hay mucho que puedes contar.

Shinita dijo...

Ay qué rico haber vivido todas esas aventuras. Me das envidia de la buena... mucha nostalgia por la niñez. Oye y qué es eso de viejo! Cuál es tu edad, 39?! Eso no es viejo! Eso es ser muchacho joven todavía... y lindo... yo sigo siendo nena (nunca subí de 25), jajaja. =D

Lord Picis dijo...

jejeje, gracias Shinita. Es que a veces, parece que uno lleba siglos de vida interna, y se siente viejo, aun cuando no lo sea.