martes, noviembre 07, 2006


HELEN KELLER
1880 - 1968
Hay veces que queremos concretar algunas metas que son según nosotros, algo fantasiosas, una locura, un pensamiento idealista . Pero para nuestra suerte, hay gente que han superado ese escollo con notables y hasta increíbles resultados. He aquí, uno de esos ejemplos.
¡Y valla que ejemplo!



Biografía (extracto)

(el texto es tomado de Wikipedia)

Keller nació en una hacienda llamada Ivy Green, el 27 de junio de 1880. No nació ciega y sorda, sino una niña típica, sana, y bonita. No fue hasta diecinueve meses después que contrajo una enfermedad que los doctores describieron como una congestión aguda del estómago y el cerebro. Keller no tuvo la enfermedad por mucho tiempo, pero la dejó ciega, sorda, e incapaz de hablar. A la edad de siete años había inventado más de sesenta distintas señas que podía emplear para comunicarse con su familia.

En 1887, sus padres, Capitán Arthur H. Keller y Kate Adams Keller, finalmente se pusieron en contacto con Alexander Graham Bell, quien trabajaba con jóvenes sordos. Les sugirió contactar con el Instituto Perkins para los Ciegos en Watertown, Massachusetts. Le delegaron a la profesora Anne Sullivan, quien tenía tan sólo 20 años, para intentar curar la mente de Helen. Esto fue el inicio de un período de 49 años de trabajar juntas.

Sullivan exigió y recibió permiso del padre de Helen para aislar a la niña del resto de la familia, en una pequeña casa en su jardín. Su primera tarea era disciplinar a la niña mimada. El gran progreso de Hellen ocurrió un día cuando se dio cuenta de que los movimientos que su maestra estaba haciendo con sus palmas simbolizaban la idea de “agua” y casi exhaustó a Sullivan quien siguió exigiendo nombres de otros objetos familiares en su mundo (incluyendo su preciosa muñeca).

Anne pudo enseñar a Helen a pensar inteligiblemente y a hablar, usando el método Tadoma: tocando los labios de otros mientras hablan, sintiendo las vibraciones, y deletreando los caracteres alfabéticos en la palma de la mano de Hellen. También aprendió a leer francés, alemán, griego, y latín en braille.


2 comentarios:

Shinita dijo...

Me parece algo increíble. Y me encantó ver la película The Miracle Worker (1962) de la historia de Hellen Keller mientras fue instruida por Anne Sullivan. Y no fue hace mucho que la vi. Creo que fue hace unos meses que la pasaron por TV y mi mamá casi me obligó a verla. Pero no me arrepiento de haberlo hecho. Fue una película hermosa. En verdad que hasta que vi esa película, nunca me había enterado de quién era Hellen Keller. Sólo sabía del nombre, pero más nada.

Saludos, Lord P! =)

Lord Picis dijo...

Gracias por la visita Shinita. Que pena que no sepamos de tantos casos como este, que nos aria refleccionar sobre las cosas que tenemos y no apreciamos.