sábado, septiembre 10, 2005

Desdeñando

A brace el suelo con rabia, con arrebato de dioses, de mil cielos, tras depredador de almas. No concibo un nuevo día, sin que el mar abra sus entrañas y se trague sin miramientos, la sed ego atómica, del que ve solo hacia fuera, jamás hacia adentro.

1 comentario:

Christian Zenis dijo...

Con decirte que una vez me fui a bañar en el mar, y este casi me mata alli mismo T_T